viernes, 13 de septiembre de 2013

Lectura Ideológica de mensaje audiovisuales

Lectura Ideológica de mensaje audiovisuales
A.  Pautas para el análisis audiovisual
A través de un análisis de contenido ideológico del discurso; que busque el conocimiento y la comprensión de cada uno de los elementos que hacen la unidad del cada producto audiovisual.  Al  intentar dar un paso más y hacer una lectura ideológica, lo que se pretende en realidad es describir la organización implícita o no manifiesta de los mensajes, y así poder realizar una Interpretación de las mediaciones entre discurso y vida cotidiana Para hacer más efectivo este desglose se  elaborará  un cuadro, que contiene las partes de un todo que el guión de un audiovisaul , que nos permita sistematizar nuestro análisis, creado específicamente para éste fin.

B.  Lectura Ideológica
Para el lector de cualquier medio de comunicación, el signo posee dos planos de la realidad:
1.      lo que representa en sí, y
2.      lo que significa
Es decir que el signo es capaz de una lectura objetiva y de otra subjetiva, que depende de la situación  modificante en que aparezca el signo.

Por esa misma razón hay dos fases en la percepción de un signo. Percibir es tanto denotar como connotar el valor del signo. Y, hablamos de denotación  o connotación o de lectura connotativa o denotativa.

La denotación  es la significación que surge de la relación entre el signo y el objeto referente. Por otro lado, la connotación es la significación que resulta de la relación que establecemos los lectores entre el signo, el objeto representado y nosotros, es decir, el sujeto perceptor. Esta triple relación configurada por la cultura y el sistema social en que estamos inmersos, tiene en orientación subjetiva en alto grado. La connotación o designación relativa nos permite ver lo que implica el signo y no sólo lo que explica.

En resumen, la lectura denotativa  relaciona signos y objetos, significantes y significados. Su realidad es objetiva, aunque no se pueda independizar totalmente del sujeto lector, y su propósito es informar. Por su parte, la lectura connotativa supone la anterior y añade la posición personal o cultural, establece la relación entre signo – objeto y sujeto.

Para analizar la publicidad televisiva desde una lectura intertextual, entre cada uno de los elementos que conforma un spot. Es necesario  comenzar  planteando algunas apreciaciones que nos permitirán entender que en televisión es imposible  la retórica del discurso publicitario, como dice Barbero, aisladamente, esto es desvinculada de los textos que enmarcan o en los que se inscribe.  Para el análisis de la publicidad  televisiva el tiempo es fundamental tanto por lo que respecta a la duración del spot – la construcción económica transformada en experiencias  de carácter estético y de ritmo – como a lo que respecta a la manera en que el spot se inserta en el tiempo de la emisión, en la temporalidad de la narración, y ambas en la temporalidad de la jornada televisiva.

Lo anterior hace necesario relevar la espacial relación que articula la imagen publicitaria al resto de lo que pasa por la pantalla. El texto publicitario, tal y como aparece en la mayoría de las televisoras del mundo, funcionando como encuadre del discurso televisivo. Entendiendo esto como lo que plantea Elíseo Verón, al decir que el texto publicitario no “nombra”  el programa que le sigue pero de hecho este texto es el que programa el resto y no solo en el aspecto financiero sino en el de la organización de la temporalidad televisiva: mañana, mediodía, tarde media tarde, noche; los horarios que reglamentan el precio de la emisión y por tanto el “valor” del programa. Pero también una publicidad dirigida a hombres (Noticiosos, debates), a mujeres (Telenovelas, programas especializados: cocina, jardín), a niños (Dibujos Animados) es decir la existencia de verdaderos paradigmas de clasificación.

Así es posible descubrir, siguiendo a Verón, que la relación del texto publicitario al discurso televisivo es el discurso de las clases hegemónicas, pero entendiendo a este no como el discurso que pronuncia el poder, ni el de la semántica oficial de los políticos, sino de ese otro discurso que trabaja cualquier materia significante  visual o sonora, cuyo análisis consiste en descubrir las operaciones a través de las cuales se construye y realiza el control. Un análisis que consiste en oponer lo que habla en el discurso contra lo que dice. Lo que en el habla, esto es los conflictos sociales, políticos, económicos, etc. Contra lo que dice esto es la retórica de la felicidad, de la paz, etc. Oponer lo que habla en el discurso de la masmediación o lo que dice es descubrir lo que censura y niega, lo que impide nombrar, pero contra lo que no tiene más remedio que actuar. De esa manera la recepción que opera resulta siendo afirmación de lo negado. Y lo que es negado fundamentalmente son  los gritos que provienen del silencio de los “receptores”. Mejor dicho de los dominados, de las clases subalternas,  que en lugar de ser escuchados  son utilizadas para replantear el discurso de los hegemónicos.

Nuestra técnica de análisis para descomponer los spots publicitarios será la siguiente:

C.  Pautas para el análisis de la publicidad
A través de un análisis de contenido ideológico del discurso; que busque el conocimiento y la comprensión de cada uno de los elementos que hacen la unidad del cada spot de OMO, ACE y Ariel se realizará una lectura denotativa y connotativa que nos llevará a una lectura  ideológica, propuesta por José Luis Saez, en su libro “En el Lugar del Hecho”, a través de la cual podremos  comprender cómo el discurso publicitario utiliza elementos de la vida cotidiana para alimentarse y reelaborar su retórica discursiva que le permita  mantener una hegemonía sobre las clases subalternas. . Al  intentar dar un paso más y hacer una lectura ideológica, lo que se pretende en realidad es describir la organización implícita o no manifiesta de los mensajes, y así poder realizar una Interpretación de las mediaciones entre discurso y vida cotidiana Para hacer más efectivo este desglose se  elaborará  un cuadro, que contiene las partes de un todo que es el spot publicitario, que nos permita sistematizar nuestro análisis, creado específicamente para éste fin.

D.  Lectura Ideológica
Para el lector de cualquier medio de comunicación, el signo posee dos planos de la realidad:
3.      lo que representa en sí, y
4.      lo que significa
Es decir que el signo es capaz de una lectura objetiva y de otra subjetiva, que depende de la situación  modificante en que aparezca el signo.

Por esa misma razón hay dos fases en la percepción de un signo. Percibir es tanto denotar como connotar el valor del signo. Y, hablamos de denotación  o connotación o de lectura connotativa o denotativa.

La denotación  es la significación que surge de la relación entre el signo y el objeto referente. Por otro lado, la connotación es la significación que resulta de la relación que establecemos los lectores entre el signo, el objeto representado y nosotros, es decir, el sujeto perceptor. Esta triple relación configurada por la cultura y el sistema social en que estamos inmersos, tiene en orientación subjetiva en alto grado. La connotación o designación relativa nos permite ver lo que implica el signo y no sólo lo que explica.

En resumen, la lectura denotativa  relaciona signos y objetos, significantes y significados. Su realidad es objetiva, aunque no se pueda independizar totalmente del sujeto lector, y su propósito es informar. Por su parte, la lectura connotativa supone la anterior y añade la posición personal o cultural, establece la relación entre signo – objeto y sujeto.

E.  Realidad y vida cotidiana
La lectura ideológica no puede contentarse con la connotación de H. Lasswell, por tanto esta en un nivel  al que denomina Saez “metacomunicación”.  Es decir el emisor  tiene ante sí cierto número de opciones para construir su mensaje. Las formulaciones que elija para hacernolos llegar, denotan, connotan o comunican y metacomunican. Y, precisamente, en el nivel de la connotación se trasmite la ideología

Por eso dice Saez, que los medios de comunicación metacomunican  - es decir, más allá de la simple lectura denotativa o connotativa  - una imagen de la sociedad basada en una cierta forma de ver la realidad para hablar de ella.

1.      Metacomunicación es un sistema de reglas semánticas o combinatorias, preexistentes al mensaje, que puede cristalizar en cualquier mensaje, desde el artículo científico a la revista de moda.
2.      Ideología es el conjunto de ideas, valores, concepciones u opiniones que cada individuo se forma del mundo existente, y que varía según el tipo de relaciones que tenga con los demás. Los mitos, las representaciones  colectivas y los estereotipos sociales, forman el entramado de que está compuesta la ideología, que Marx prefiere definir como el pensamiento socialmente condicionado




F.   Metodología para decodificar contenidos
Para hacer un análisis de contenido es necesario cubrir dos pasos previos e imprescindibles:
·         Detonación de mensajes latentes, y
·         Connotación de mensajes implícitos
Mediante estas dos operaciones que, a veces parecen inseparables, empezaremos a describir el transfondo ideológico o las intenciones ocultas del mensaje.
Como ya hemos apuntado anteriormente, la televisión dispone de tres códigos básicos.
1.      Código icónico,
2.      Código lingüístico, y
3.      Código sonoro.
Aunque el segundo y el tercer código podrían resumirse en uno sólo – el código  sonoro -, el código lingüístico, que algunos prefieren llamar “mensaje cifrado”, comprende tanto los mensajes auditivos como los visuales, siempre que se trate de información cifrada en lengua en que se habla.
Es necesario anotar que, dentro de estos tres códigos básicos, como lo dice Umberto Eco, hay una serie de subcódigos dependientes, que forman el segundo nivel de la connotación.

1.      Dentro del código icónico se pueden aislar los siguientes sub códigos:
a)       Subcódigo iconológico, es decir, el formado por imágenes cuyas formas percibidas, además de denotar un determinado objeto connotan otras cosas ya sea fruto específico de la tradición o la cultura. 
b)       Subcódigo estético, basado en las convenciones o costumbres con respecto al “buen gusto” que consideran ciertas formas como bellas. De ese modo, la sola aparición de un objeto o un lugar adquiere un significado adicional de belleza. 
c)        Subcódigo erótico,  es el fundado en “posiciones convencionales”, parte de la sociología histórica, acerca de la sexualidad en la vida de relación, jerarquía de valores relacionados directamente con la simple apariencia física, esbeltez, color o volumen.
d)      Subcódigo de montaje, que ofrece una serie de “sintagmas prefijados”, de un modo semejante al que se da en el cine. La combinación de encuadres, escenas o secuencias, e incluso las sobreimposiciones u otros efectos especiales (pantalla múltiple por ejemplo).    

2.      El código lingüístico presenta dos variantes:
a)       Variante visual, es decir, los signos lingüísticos en el cuadrante de la pantalla del televisor como subtítulos, créditos, letreros, siglas, cifras, etc.   
b)      Variante auditiva o sonora, es decir, las palabras leídas o pronunciadas en la transmisión, con sus variantes o “tonos” que alteran la significación dentro de cada país, sociedad, cultura, grupo especializado, etc., de acuerdo a los marcos de referencia de cada sociedad.  

El código sonoro, comprende lo que los semiólogos llaman “serie paralinguística”, que está integrada por los sonidos musicales, música de fondo o efectista, como los ruidos realistas o dramáticos. Además el código sonoro comprende dos subcódigos:  Subcódigo emotivo, sintagma estilístico y sintagma de valor convencional.
3.      El código sonoro comprende los subcódigos siguientes:
a)  Subcódigo emotivo, que abarca una serie de sonidos, sobretodo musicales que identificamos por costumbre o por cualquier determinante de índole cultural, con ciertos estados anímicos. El caso más común es la música de misterio, que no existe en  realidad, puesto que ese tipo de música la identificamos como de “misterio” por pura convención, y por la costumbre de siempre oírla  unida a escenas dramáticas que implican cierto misterio.
b)  Sintagmas estilísticos, se trata de un tipo de música o una clasificación que sirve para identificar o catalogar cualquier melodía como “clásica”, “pop”, “moderna”, etc. e incluso “música rural” o “música urbana”, como en el subcódigo anterior, también se  trata de convenciones sociales.
c)      Sintagma de valor convencional, Aunque puedan fácilmente confundirse con el subcódigo anterior esta serie organizada de  signos auditivos tiene connotaciones o valores adquiridos que evocan aveces conceptos abstractos. Así, por ejemplo, un toque de trompeta unas campanillas o el mismo silencio asumen un valor connotativo especial que muchas veces se identifica con una clase social determinada o con conceptos abstractos como “patria”, “soledad”, “llamado de atención”, etc.

G. Cuadros de análisis
El medio televisivo establece restricciones para su lectura, se necesita un mínimo de condiciones técnicas (aparato de televisión y una videograbadora, un DVD, etc.). Por su naturaleza transitoria, en el tiempo, no puede ser  retenido del mismo modo que lo es un artículo periodístico, una fotografía o una novela. La experiencia de lectura se diversifica por las restricciones de textualización, características de los planos de significación que presenta cada elemento discursivo.

H.  Cuadros de análisis
El medio televisivo establece restricciones para su lectura, se necesita un mínimo de condiciones técnicas (aparato de televisión y una videograbadora VHS). Por su naturaleza transitoria, en el tiempo, no puede ser  retenido del mismo modo que lo es un artículo periodístico, una fotografía o una novela. La experiencia de lectura se diversifica por las restricciones de textualización, características de los planos de significación que presenta cada elemento discursivo “audiovisualt”.

Eso hace que el texto televisivo tenga que ser traducido a un registro que permita accederlo. El más adecuado es el “guión técnico”. Con la diferencia que en esta descripción se realizan precisiones  a propósito de cada uno de los elementos que conforman el audiovisaul.

Para realizar esta labor es necesario  comprender como ha sido estructurado cada uno de los seis spots que hemos elegido, es necesario además,  descomponerlos por tomas y planos; elementos lingüísticos, icónicos y sonoros del lenguaje de la imagen, que nos permitirán comprender cómo ha sido planificado cada spot antes de su puesta en escena. Esto se puede alcanzar mediante la realización  de un “guión técnico” el cual nos ayudará a develar los detalles, ambientes, personajes, música, efectos especiales y efectos de sonido que hacen los códigos del lenguaje televisivo, guión que será luego el eje sobre el cual se desarrollara cada uno de nuestros cuadros.





Duración:

Formato:
Producción:              Año:
Cuadro No.
Título:
Cliente:
Observaciones:
Descripción
del Ambiente

Descripción

de personajes

Descripción

de elementos
Lectura
Denotativa
Lectura
Connotativa
Código
Icónico
Código
Linguístico
Código
Sonoro














ANALIIS IDIOLOGICO DE LA IMAGEN








1.      Guión Técnico


Título               
Cliente

Duración   

Fecha             

 

VIDEO


AUDIO


OBSERVACIONES
T1.- Cámara abre en PG

Sonido: Ambiente

Música:

Voz off locutor:

 
















sábado, 10 de agosto de 2013

PLANTILLA VACIA ANÁLISIS DE LA IMAGEN FOTOGRÁFICA


BANCO DE DATOS
ANÁLISIS DE LA IMAGEN FOTOGRÁFICA











1. VÍNCULO DEL NIVEL CONTEXTUAL

DATOS GENERALES

TÍTULO

 

AUTOR

 

NACIONALIDAD

 

AÑO

 

PROCEDENCIA

 

GÉNERO

 

GÉNERO 2

 

GÉNERO 3

 

MOVIMIENTO

 

 

PARÁMETROS TÉCNICOS

B/N / COLOR

 

FORMATO

 

CÁMARA

 

SOPORTE

 

OBJETIVO

 

OTRAS INFORMACIONES

 





DATOS BIOGRÁFICOS Y CRÍTICOS

HECHOS BIOGRÁFICOS RELEVANTES:




COMENTARIOS CRÍTICOS SOBRE EL AUTOR:






 

En primer lugar, se ofrecen los datos contextuales sobre la imagen fotográfica como “autor”, “título”, “nacionalidad del autor”, “fecha de realización de la fotografía”, “género”, e incluso otros datos sobre la trayectoria del autor, el momento histórico, el lugar, el movimiento artístico o fotográfico o las condiciones técnicas en la producción fotográfica, una serie de datos que aportan informaciones útiles para el análisis posterior.


2. NIVEL MORFOLÓGICO

 

DESCRIPCIÓN DEL MOTIVO FOTOGRÁFICO








ELEMENTOS MORFOLÓGICOS

PUNTO


LINEA



PLANO(S)-ESPACIO



ESCALA



FORMA


TEXTURA



NITIDEZ DE LA IMAGEN



ILUMINACIÓN



CONTRASTE



TONALIDAD / B/N-COLOR



OTROS






REFLEXIÓN GENERAL





El segundo nivel ofrece información sobre el análisis del nivel morfólogico de la imagen. Se trata de comenzar con una descripción formal, tratando de deducir cual(es) ha sido la(s) Técnica(s) empleada(s): parámetros como punto (presencia mayor o menor del grano fotográfico, puntos o centros de interés), línea (rectas, curvas, oblicuas, etc.), plano (distinción de planos en la imagen), espacio, escala (tamaño de los personajes PP, PM, PA, PE, etc.), forma (geometría de las formas en la imagen), textura, nitidez de la imagen, contraste, tonalidad (en B/N o Color), características de la iluminación (direcciones de la luz, natural/artificial, dura/suave, etc.). El conjunto de aspectos tratados nos permitirá señalar si la imagen es figurativa/abstracta, simple/compleja, monosémica/polisémica, original/redundante, etc.